a mi hijo
BLOG

Mi príncipe

No dejes de mirarme nunca.

Aunque mi paciencia no sea mi mejor virtud, y mis nervios no me hagan la mejor madre del mundo.

Aunque aprenda a base de tropiezos, y me tropiece más veces de las que desearía.

Aunque a veces no sepa encontrar las palabras para explicarte las bellezas y los peligros de ésta vida que estas empezando.

Tú eres mi sol, mi alegría, mi razón para ser mejor, mi fuerza para levantarme hasta en los peores días, mi niño, mi príncipe.

No puedo prometerte ser la mejor madre del mundo, ni puedo prometerte una vida sin lágrimas y sin malos momentos.

Pero lo que si puedo prometerte es que siempre, siempre, siempre me tendrás.

Siempre te cuidaré.

Siempre podrás contar conmigo para lo que necesites, para escucharte, para abrazarte, para defenderte, para darte todo lo que tengo y más.

Siempre te querré y siempre me tendrás. 

A %d blogueros les gusta esto: