mis embarazos
EMBARAZO

Mis dos embarazos

Estar embarazada por primera vez puede suponer que te veas inmersa en un mar de dudas sobre mil temas, sobre todo si en tu familia no ha habido bebés recientemente.. es probable que no sepas ni cambiar un pañal como me pasó a mi. Aquí te cuento mis dos embarazos, para que te puedan ayudar a resolver ciertas dudas. Han sido dos embarazos totalmente distintos, así que tendrás variedad de experiencias jajaja.

Mi primer embarazo

¿Cómo nos enteramos de que estaba embarazada?

Nos enteramos de que íbamos a ser papis el día de Nochebuena de 2014, tenía sospechas de estar embarazada y ese día íbamos a ver a toda la familia y ¡estaba de los nervios!.

Necesitaba saberlo, sólo tenía un día de retraso menstrual, era absurdo hacerme la prueba de embarazo, no se podía saber todavía. Pero el día anterior me la había comprado y esa mañana me levanté y me dije a mi misma «me da igual, necesito hacérmela aunque sea absurdo».

Esperé el tiempo que ponía en la caja y cuando miré la pantallita ¡había una sombra! ¡una sombra! ¡no me lo podía creer! ¡veía algo!.

Llevábamos solo 3 meses buscándolo, pero ya había visto como era un negativo, solo se ve una línea de control y lo demás sale completamente limpio. Esta vez, estaba claramente marcada la lineal de control y en la línea del positivo ¡se veía una sombrita! ¡una sombrita muy suave, pero ahí estaba! ¡era un positivo! de poco tiempo ¡¡¡pero positivo!!!.

Aunque era un poco prematuro, no nos pudimos esperar…llamamos a toda la familia y ahí empezó nuestra nueva vida…

Primeros síntomas del embarazo

Los primeros síntomas del embarazo que tuve con mi niño fueron literalmente el sueño, el cansancio y la tensión baja. La tensión baja durante el embarazo no es algo extraño, les pasa a muchas mujeres y a mi me ha pasado en mis dos embarazos (un buen remedio para la tensión baja es el regaliz).

Yo la tenía tan baja que mi médico me recomendó un buen café por las mañanas, aunque el café o la cafeína en el embarazo no sean recomendados, en ciertos casos lo aconsejan, porque si no, el día se te hace demasiado difícil.

La primera vez que sentí al bebé

Para mi, el momento más especial sin duda es la primera vez que sientes a tu bebé, en el primer embarazo. Esa sensación tan IMPRESIONANTE, que no has tenido jamás con ninguna otra cosa, se te queda grabada para siempre.

Yo la recuerdo perfectamente, y eso que puedo ser la persona con peor memoria del mundo mundial…. pero ese segundo no se me borrará jamás.

Fue el 18 de Abril de 2015, a las 7:00 de la mañana, estaba de unos 5 meses más o menos. Mi marido había ido a sacar al perro, yo me desperté, me puse boca arriba y de repente, se movió.

¡Ostras! me quedé paralizada, ¡noté que algo me había tocado por dentro!, ¡mira, que susto! …bueno… susto, asombro, alegría, emoción ¡fue chulísimo! y ¡mi marido sacando al perro! ¡aaarrrggg!

Me quedé súper quieta a ver si lo notaba otra vez, pero no, jajaja, se quedó quietecito. Cuando llegó mi marido se lo conté tan emocionada que se me iba a salir el corazón por la boca. Evidentemente puso la mano, pero que va, ese primer saludo había sido sólo para mami

amor de madre

Ese fue el primer momento en el que fui realmente consciente de que tenía un bebé dentro de mi. Y sobre todo me invadió una sensación preciosa de pensar «ya no voy a estar sola nunca más».

Una sensación de compañía incondicional, de que iba a tener un tesoro para mi, para yo quererlo todo lo que me diera la gana y más. Una sensación preciosa.

(5 años después estoy cada dos por tres dejándolo con mi madre pa’ que me deje tranquila un ratito…pero, insisto, en aquel momento era distinto 🤣)

El embarazo y secuelas

Tuve un embarazo estupendo, dentro de lo normal, quitando que me caía de sueño el 1º trimestre y que a partir de 5º mes la ciática me tenía frita….por lo demás de maravilla.

Tiroides

Para las que se os ha detectado, durante el embarazo, que la hormona del tiroides se ha revolucionado un poco, no os alarméis. Las enfermedades de tiroides en el embarazo se llevan de maravilla, con la dosis correcta de medicación, todo va sobre ruedas.

Yo tengo el tiroides afectado desde hace 20 años, pero eso no ha sido ningún problema. Llevo con medicación desde que estaba en el instituto y durante el embarazo me reajustaron la medicación y listo. Mis hijos están los dos perfectos.

Las enfermedades tiroideas, dentro de lo que cabe, son muy fáciles de llevar. Lo único que tienes que hacer es ser constante con tu medicación y hacerte controles anuales. Es una enfermedad que no duele y las pastillas son muy pequeñitas. Así que, si se os ha detectado durante el embarazo, no os alarméis, que se puede llevar una vida absolutamente normal, tomándose la medicación que os ha recetado el especialista.

Rabadilla

Los dos últimos meses del embarazo el peque estaba ya encajado, listo para salir, y con contracciones de Braxton Hicks durante dos meses… Esta postura tanto tiempo me produjo un «problemilla» en la rabadilla, que he estado arrastrando hasta 2 años después de que naciera. Cada vez que me sentaba en algún sitio, al levantarme veía las estrellas de dolor. Lo peor era el cine, sentada 2 horas… levantarme era tremendo.

Me hicieron pruebas, y al parecer se veía en las radiografías unas marcas en el hueso de la rabadilla. Según me explicó el medico, eran como «moratones» en el hueso, pequeñas hinchazones de haber estado dolorido. No tuve un parto sencillo, y quizás eso empeoró la cosa. Tengo que decir que a los dos años ya no tenia dolores y en mi segundo embarazo no me ha pasado ¡menos mal!

Duración del embarazo: 40+6 semanas de gestación.

Mi segundo embarazo

¿Cuándo vino el 2º hijo?

Mi gordita se hizo esperar… Cuando nos casamos el peque tenía un año y medio, y teníamos la ilusión de buscar la niña nada más casarnos, para que se llevaran poco tiempo.

Pero el estrés diario y otros aspectos, pueden jugar en contra de una pareja que está buscando tener un bebé y todos los consejos para quedarse embarazada no sirven de nada si la mente no está tranquila.

A los 12 largos meses lo conseguimos. Y cuando, en la primera ecografía de las 12 semanas, nos dijeron que había altas probabilidades de que fuera niña…¡nos ilusionamos muchísimo!, ¡no me podía creer que fuera a tener tanta suerte!.

En la segunda eco nos lo confirmaron, una niña, y la felicidad fue total. ¡Iba a tener a mi princesa!, que al final ha resultado ser ¡bien guerrera!😍

Un embarazo con fatiga y vómitos

El embarazo de la niña no fue tan sencillo como el del niño, mi cuerpo no reaccionó de la misma manera.

Desde el primer mes ya empecé a tener unos ardores de estómago muy fuertes. Probé algunos remedios caseros para el ardor de estómago, como son las zanahorias crudas, los garbanzos a modo de caramelo, cosas así.. pero nada me funcionaba y el estómago estaba cada día peor.

El médico me recetó Ranitidina, que algunos días, según lo que comiera, me funcionaba, y otros días no.

Hasta que, de los ardores, pasé a la fatiga y a los vómitos. No aguantaba nada en el estómago.

Cuando estaba de 3 meses, tuve que volver a ir al médico. Había perdido 5 kg en una semana, era un trapito sin fuerza… Me aconsejó Cariban, y ¡por fin se acabaron los vómitos!. Seguía sin mucho apetito, pero al menos no era la paliza de antes.

Por supuesto, a parte del Carivan, tuve que eliminar de mi dieta todos los alimentos que son fuertes para el estómago, como por ejemplo, el tomate frito o los champiñones. PROHIBIDOS, era fatiga asegurada. A mi me encanta la pasta con tomate y «champis», y esto fue un pequeño fastidio. Pero prefería no comerlo, a tener que aguantar lo que me producía después.

No me gustaba tener que estar tomando medicación estando embarazada, así que cuando llevaba bien unas semanas, intentaba dejar de tomar Cariban. Pero que va, volvíamos otra vez a la fatiga, así que…¡Cariban hasta el parto!.

Cuando nació la peque me quedé más delgada de lo que había empezado el embarazo… Pero en cuanto nació y se me pasó la fatiga… lo recuperé todo jajajaja ¡se acabó la fatiga! ¡a comerrrrrr!

Un embarazo más fresquito

Este embarazo no fue tan pesado de calor como el primero. Aquí pasé el 3º trimestre en otoño, mi niña nació a finales de Noviembre, no tiene comparación. Pero ¡qué barrigón tenia! madre mía daba impresión mirarme, parecía que iba a explotar jajajaja

segundo embarazo
Mi gordito pintando la barriguita de mami

Duración del embarazo: 40+6 semanas de gestación.

¡Han durado los dos exactamente lo mismo!

A %d blogueros les gusta esto: