chupetes
LACTANCIA

Chupete si o chupete no

El dilema del chupete

Los chupetes son un elemento «opcional», cuya decisión corresponde a los padres. ¿Le pongo chupete o no se lo pongo?

La necesidad de succión de los bebés

Es importante saber que la mayoría de los bebes generan una necesidad de succión para poder calmarse. Si están con lactancia materna, pedirán el pecho también para calmar esa necesidad, aunque no tengan hambre. Solo para tranquilizarse.

Como os digo, los bebés usan el pecho para alimentarse, para conectar con mamá, para calmarse, para dormir, para todo….y la madre puede acabar agotada de esa dependencia.

En este caso, el chupete puede ayudar a la madre para calmar, un poco, al bebé esa necesidad de succión constante. Ayuda a calmarlo, a dormirse y a estar tranquilo. Y así la madre puede dejar de ser una –simple teta-, para poder ducharse tranquila, tumbarse en el sofá, leer media horita, o sencillamente poder ir al baño sin que el bebé la reclame….

Esta dependencia puede ser AGOTADORA si te toca un bebé altamente dependiente/demandante.

¿Los pediatras recomiendan el chupete?

El chupete no es muy recomendable. Por los dientes, que puede alterar un poco el crecimiento de los mismos (aunque hoy en día ya hay chupetes fabricados para evitar esto), y porque no deja de ser una adicción, que luego es complicado quitársela.

Si le estas dando el pecho a tu bebé y no ves necesario calmarlo con otra cosa, porque es un bebé tranquilo y no te reclama mucho, no se lo pongas. Si ves que no lo necesita, evítalo, siempre es mejor no necesitar chupete.

Hay bebés que sencillamente no quieren chupete, le intentas poner un chupete para dormirlo y lo echa… Esta situación es un poco -latosa– para las madres, porque si estas con lactancia artificial y tu bebé no quiere chupete….solo te queda calmarlo en brazos…. a dolor de riñón…. ponte una fajita de lumbago, como te toque un bebé así vas a sufrir de la espalda para dormirlo….

Los pediatras en principio te dicen que mejor sin chupete, pero si ven que el bebé no para, que no se calma si no es con pecho y que la madre está agotada, te dicen que se lo pongas sin dudarlo.

Hay que llegar a un entendimiento, no podemos hacer esclava a la madre solo por no ponerle un chupete. Se le pone el san chupo y todos más felices. Hay que simplificar el día a día señores, vivir como una mártir no nos lleva a ningún sitio.

Tipos de chupete

Hay cientos de tipos de chupetes, cada marca saca varios modelos, los hay incluso personalizables para poder ponerle un nombre, una frasecita, una palabra, un dibujo ¡lo que te de la gana!.

Los hay incluso que brillan en la oscuridad, que suele resultar muy práctico cuando no los encuentras por la noche en la cuna…

Material

Hay que tener en cuenta el material de la tetina, látex (el amarillito) o silicona (el transparente). Mi pediatra me aconsejó silicona, es un material más duradero y consistente y algo debe tener en la textura porque mis hijos no quieren látex ni verlo, los dos lo tiran, solo quieren silicona.

OJO. Mucho cuidado con el estado de los chupetes, cuando los bebés tienen dientes tienden a mordisquearlos, tirar de la tetina e intentar romperlos. Si te toca un bebé brutito vas a tener que prestar atención a la calidad del chupete y a renovarlo cada cierto tiempo (a mi me duran en perfecto estado muchos meses, porque tengo muchos y van rotando).

Es muy peligroso que un bebé rompa la tetina del chupete y se la trague sin querer. A mi no me ha llegado a pasar, porque los reviso mucho, pero SI me ha pasado, con mis dos hijos, el encontrarme un chupete rajado por la parte de los dientes. No había llegado a romperse porque son de muy buena calidad, pero si se lo hubiera dejado más tiempo, seguro que lo termina rompiendo.

Revisión e higiene de los chupetes. Debes lavarlos a diario, si los esterilizas mejor que mejor.

Sujeción

Aconsejo unas una cinta/cadenita de sujeción, porque al menos mis hijos, sueltan el chupete cada vez que le da la gana, van a beber agua o a comerse algo o chillan, y se les caen. Y, personalmente, chupete que cae al suelo, chupete que guardo para lavarlo. Nunca les vuelvo a poner un chupete que ha caído al suelo, que asquito….

Hay dos tipos de agarre de cadenita, están los chupetes que tienen un asa/anilla, los clásicos, y les puedes enganchar la cadenita que quieras. Y luego están los de botón, que la cadenita tiene que tener una arandela para ajustarla al rededor.

Yo he usado con el niño los clásicos y con la niña los de botón. Prefiero los clásicos, con la anillita, los veo más cómodos, pero hay fabricantes que solo hacen de botón, como es el caso de Mam o Twistshake. Y hay que comprarles la cadenita de la marca (aunque de -estrangis- os digo, que se apañan entre ellas, no ajustan del todo pero casi casi, y te da el –avio pa’ un apuro-)

Ventilación

La mayoría de los chupetes ya vienen con unos orificios de ventilación, los bebés salivan una barbaridad… y estos huequitos ayudan a que la piel se seque más rápido y no se irrite. Puede parecer una tontería, pero no lo es. La ventilación es clave para evitar irritaciones.

Mi experiencia con los chupetes

Yo le he puesto chupete a mis dos hijos. «San Chupo» como decía mi abuelo, un botón para callarlos un ratito… o «el botón del silencio» como publicitan algunas marcas jajajaja. Que cierto es…

Marcas de chupetes

Mi hijo mayor usó los de Dr’Brown y luego -se pasó- a los de Acofar, y la niña Mam Air y sólo Mam Air, intenté con otras marcas pero nada, Mam Air -por narices-.

Ya que son las marcas que he usado y probado durante años, con dos niños bastante brutitos y que los usan a diario, son las que os recomiendo. Pero no significa que otras marcas no sean –estupendísimas de la muerte, sencillamente mis hijos no las han querido, y por lo tanto no las he podido probar a fondo.

Os digo que a mis hijos les ha pasado lo mismo a los dos, se han hecho a una marca de chupetes y ya no querían otra, les ponía otro por emergencia o algo, y les daba una arcada, chupete fuera, o era el suyo o a –berrear-….

Los dos han creado los dos una dependencia al chupete importante. Al mayor se lo tuve que quitar, con mucho trabajo y solo durante el día, al entrar en el colegio. Para quitar el chupete de la noche….ha sido tremendo… Sólo lo tenia 5 minutos, el tiempo de quedarse dormido, pero como no lo tuviera…malo.

Quitar el chupete

Al final se lo hemos conseguido quitar en su cumpleaños de los 5 años, y porque ya me planté, se lo fui avisando bastantes días antes y en su cumple los tiramos a la basura juntos, en familia. A día de hoy todavía de vez en cuando me los pide –por si cuela-…

La niña no tiene todavía 2 años y suelta el chupete en la guardería o cuando está jugando. Para dormir es reglamentario, y para estar tranquila muchas veces también, le encanta ir en el carro con el chupete, le calma mucho. Y como la señora tiene un carácter que es –agüita– (como se dice en mi tierra, –tela marinera-) …pues -mire usted-… le pongo el chupo y que me deje un ratito tranquila….

Conclusión, ¿Le pongo chupete?

¿Entonces qué hago? ¿Le pongo chupete o no?

Depende de lo -hartita- que te tenga tu bebé 😅, si ves que no hay manera de calmarlo y que te tiene los pezones -al rojo vivo-, prueba a pónselo, y reza para que lo quiera 🤣.

Si tu bebé es tranquilote y no te da guerra, no se lo pongas. Te quitas un gasto y un trabajo de quitárselo en el futuro.

A %d blogueros les gusta esto: