lactancia
LACTANCIA

Mis dos lactancias

Mis dos lactancias han sido muy diferentes la una de la otra. En ambas he intentado hacerlo lo mejor que he podido. Pero en ninguna de las dos he conseguido que dure más de 3 meses.

Sé que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé, y por supuesto que recomiendo intentarlo. Pero no soy una mártir, si no va bien, soy la primera en animar a dejarlo y pasar a la artificial.

Cuanto MENOS sufrimiento para la madre y el bebé, MEJOR. Sed prácticos por favor, no os compliquéis la vida más de lo estrictamente necesario. Si la lactancia está funcionando bien, perfecto. Pero si no… biberón y a tranquilizarse, que se va a criar también de maravilla y NO PASA NADA.

Lo importante es que estéis bien y calmados. Van a venir días muy duros, y lo que menos necesitáis es crearos más piedras por el camino.

1º hijo. Una lactancia frustrada

Con mi primer hijo mi lactancia fue muy difícil. Tenía claro que quería darle el pecho porque me habían dicho que era lo mejor para el bebé. El calostro, que es la primera leche que empieza a salir tras el parto, es una fuente increíble de defensas para el bebé. El calostro de su madre es LO MEJOR que se le puede dar a un recién nacido.

Tuve un parto complicado, y en las primeras horas tras el parto me encontraba muy mal. Intenté pedir ayuda a las enfermeras para ponerme el niño al pecho porque yo NO SABIA. Pero resulta que justo el fin de semana que nació mi niño, la planta de maternidad y los paritorios estaban llenos, nacieron muchos niños en esos días, y las enfermeras me dijeron que no se podían parar a enseñarme, que tenía que ponérmelo yo sola o darle biberón. No tuve ayuda ninguna por parte del hospital para conseguir establecer mi lactancia, es más, la primera noche me dijeron «¿has conseguido ponértelo al pecho?», «no», «pues toma, te lo dejo aquí por si acaso» y me dejó en la mesilla un biberón preparado.

(NOTA: Me consta que todas las enfermeras y todas las matronas NO SON ASÍ, he conocido maravillas de profesionales, pero en mi primer parto no me tocó ninguna…)

Lactancia mixta

Salí del hospital con mi niño tomando biberón, no era la idea, no tenía ni leche en polvo en casa. Pero no me iba a rendir, quería darle mi leche a mi niño. Me dieron de alta un domingo, yo no tenía sacaleches en casa, ni leche en polvo, así que tuvimos que ir a una farmacia de guardia a comprar la leche que tuvieran. Menos mal que tenía un biberón que me habían regalado unos meses antes en una canastilla, porque si no….a ver cómo iba a alimentar al niño.

El lunes a primera hora fuimos a comprar un sacaleches y empezamos a usarlo enseguida. Todo lo que me sacaba se lo daba al niño, y si se quedaba con hambre (porque no salía mucho) le daba leche en polvo, lo que viene siendo LACTANCIA MIXTA.

Empecé con un sacaleches manual de Medela, que a día de hoy todavía lo tengo, es una maravilla. Probé con los biberones con tetina Calma de Medela también, pero el niño no quería saber nada de eso, era metérselo en la boca y lo echaba, creo que era demasiado duro para el. Con los de Dr’ Brown todo fue fantástico, le daba mi leche y la artificial, fenomenal. Y el sistema anticólicos es estupendo.

Yo no lo sabía, pero el sacaleches no estimula el pecho igual que el bebé amamantando, así que la cantidad de leche que me sacaba era baja… no era suficiente para saciar al niño.

En todas las tomas SIEMPRE intentaba ponerme al niño en el pecho antes, desde el principio intenté establecer la lactancia materna, pero no había manera. El niño no se enganchaba por más que lo intentaba, así que me sacaba la leche y se la daba en el biberón y luego, como evidentemente se quedaba con hambre, le daba de la artificial, usé al principio Nutriben, pero pasados unos días parecía como que no le gustaba, y nos pasamos a Almirón y para mi es magnifica.

Cuando el niño tenia unos 20 días, coincidí con mi amiga Lorena, que sí había conseguido darle el pecho a su niño pero que también le había costado un mes conseguirlo… y me explicó algunos trucos, como cogerse el pecho con una mano y estrujarlo un poco con la intención de sacar una gotita, luego, inmediatamente poner el pecho en la boca del niño, apretándolo, para que notara la leche e intentar que el pecho entrara en su boca.

Después de intentarlo durante días, ¡LO CONSEGUÍ! conseguí que empezada a mamar. Pero se enfadaba muchísimo, se arqueaba, era una comida estresante, no paraba de llorar y gritar. Estaba ya acostumbrado al biberón en el que salía la leche mucho más fácil, y aquí tenía que trabajar demasiado…

A parte de eso, en alguna ocasión me saqué la leche y parecía agüada, como casi transparente. No era como al principio. Estuve así una semana y pico: dándole el pecho, y cuando ya no quedaba nada (me salía poquísimo), y seguía con hambre, le daba el biberón con la leche en polvo.

Se cortó la leche

Cuando el niño tenía un mes y medio, se me cortó la leche. Directamente, un día por la mañana me lo puse al pecho y no había nada, tenía los pechos vacíos y evidentemente no sacó nada. Así que después de llorar mogollón…mi familia me convenció, que esto no podía seguir así, biberón y fuera problemas, que ya estaba bien de sofocones, llantos, sacrificios y mil millones de intentos. Me conciencié, guardé todo el material del sacaleches, compré algún biberón más de Dr’Brown y cajas de Almiron y pasé pagina. Mi hijo se criaría con Lactancia Artificial y ya está.

2º hijo. Lactancia con problemas

Con mi niña fue distinto, desde un principio quise enmendar los errores cometidos la primera vez, y ya había estudiado un poco más. A esto se le une que tuve a mi lado en el parto una matrona magnifica y al ratito de nacer la niña me ayudó a ponerla al pecho ¡¡y lo cogió a la primera!!

¡Que maravilla! ¡un problema menos! me ponía a la niña cada dos por tres, cada vez que lloraba la ponía a mamar, el calostro no tardaría mucho en salir. Me empecé a tomar las pastillas que me aconsejó la matrona para las vitaminas y para prevenir las mastitis. Todo iba perfecto.

Recuerdo que desde un principio generé mucha leche. Tanta que la niña no se terminaba los dos pechos y me encontré en la tesitura de ¿me saco lo que me sobra o lo dejo dentro del pecho?.

Me aconsejaron que no se debe sacar la leche, porque tu cuerpo «creerá» que necesitas producir más y generará siempre más. La idea era que el cuerpo se adaptara a la demanda de la niña, así que no me la sacaba. ¿Qué paso? Mastitis.

Mastitis

La leche que me sobraba se fue quedando en el pecho, y como estuviera ahí 5 horas (porque la niña durmiera más de la cuenta o porque me diera un subidón de leche y la niña seguía dormida) se me empezaban a generar unos bultos y un dolor increíble.

Seguí TODOS LOS PASOS INDICADOS por la matrona y las especialistas en lactancia: me iba cambiando las posturas para amamantar, para que se fueran drenando todas las zonas del pecho. Me ponía a la niña MUY A MENUDO. A veces llegué a despertarla porque me había dado una subida de leche y me dolía una barbaridad, pero no me parecía bien despertarla de un sueño super profundo solo para comer, cuando la cría ni siquiera tenía hambre. Se enfadaba muchísimo, normal…

Un día me levanté con 39 de fiebre, tenía la niña 20 días. Tuve que irme a urgencias corriendo porque tenía hasta temblores y bultos en el pecho. En urgencias VI LAS ESTRELLAS cuando me tuvieron que reconocer, me dolía el pecho a rabiar. Tenía unas zonas moradas muy feas… un horror…

Me mandaron antibióticos y me volvieron a decir que no podía dejar de darle el pecho, que tenía que seguir como lo estaba haciendo. Sin sacarme la leche y poniéndome la niña al pecho cada dos por tres…. que mi cuerpo se tenía que regular solo….

Total, que pese a la negativa de la familia que era partidaria de que me la sacara, que me iba a poner mala…, decidí hacer caso al médico y no me lo saqué, me ponía a la niña cada dos por tres. La ponía en un pecho, cuando me lo vaciaba la ponía en el otro y comía hasta que quisiera. La siguiente toma empezaba por ese segundo para que lo vaciara y luego al otro. Justo la técnica que nos había dicho la matrona. A todo esto intercalando posturas para ir drenando todo el pecho. ¡LO ESTABA HACIENDO DE LIBRO! Bueno pues, no llegó a las dos semanas, MASTITIS DE NUEVO.

Otra vez a urgencias con 39 de fiebre y otra vez antibioticos durante una semana…..

Aquí ya cambié de estrategia…. lo siento mucho pero no iba a pasar por una tercera mastitis. Esta vez cuando la niña terminaba de comer, lo que sobraba me lo sacaba. Y me sacaba tanto ¡que daba para otra toma!

Para conservar la leche materna que me había sacado, la metía en unos botes especiales y los congelaba, porque no me hacían falta en ese momento, yo todavía no estaba trabajando y la niña se saciaba con lo que mi pecho producía, ¡así que ha guardar!. También hay unas bolsitas para congelar leche materna que son estupendas.

Donar leche materna

Las cosas de la vida, mi hermana tuvo a su bebé 3 meses después que yo. Nació prematuro y la lactancia costó muchísimo, lo pasaron muy mal. Tenía frenillo y no era capaz de cogerse al pecho, la criatura, estuvo un día entero sin comer en el hospital porque no eran capaces de que se enganchara al pecho. Compraron el sacaleches y se sacó la leche y se la iban dado con un biberón muy pequeño, una tetina especial que tenía Medela muy chiquitita y blandita.

Pero aún así no se rendían, todos los días en todas las tomas intentaba ponérselo al pecho. Fueron incluso a una especialista a otra ciudad, lo operaron del frenillo de la boquita, probaron una técnica con un tubito desde el biberón hasta la boca del niño, ¡hicieron todos los intentos que les aconsejaban los profesional! Pero no había manera…

Así que, con mucho dolor, decidieron pasar al biberón, ella se sacaba la leche pero no producía mucho porque el niño no le estimulaba. Consumió su producción hasta que se le cortó, y luego consumió la mía que yo tenía en el congelador, ¡tenía mucha! así que fue todo un honor cederle la leche para mi sobri ❤️.

Cuando mi sobrino empezó con biberón 100% (al principio con leche materna de su madre y de su tía 😍 y luego con Almirón Prosyneo especial para prematuros) ¡¡¡empezó a coger peso que fue una maravilla!!! el muchacho se ha puesto tremendo de precioso y grande, ¡ya es más grande que la prima!

Conclusión de mis dos lactancias

Intenta darle el pecho a tu bebe, porque la leche materna es EL MEJOR alimento que puede recibir, sobre todo el calostro, que solo dura unos días. Es un aporte de defensas increíble para el bebé.

Inténtalo, pero si aun así no lo consigues, tranquila. No puedes entrar en una depresión ni fustigarte.

La lactancia materna es la mejor opción SIEMPRE QUE las dos partes están a gusto y funcione bien, que la madre y el bebé estén en paz y relajados.

No lo pases mal en balde.

Si no funciona, no pasa nada. Pasas a la lactancia mixta o a la artificial.

Los niños van a crecer igual de bonitos y tú, en estos momentos, no puedes estar buscándote más problemas de los necesarios.

Si no os funciona, se acaba y punto.

Sin dramas.

A %d blogueros les gusta esto: