como presentar al nuevo hermano
NACIMIENTO

Presentar a los hermanos

El momento de presentar a los hermanos fue una preocupación para nosotros desde varios meses antes de que naciera la niña. Teníamos claro que queríamos evitar que el mayor tuviera celos, pero no teníamos clara la «fórmula mágica» para que esto no ocurriera..

Hermano mayor

Durante los meses anteriores al parto, estuvimos contándole al niño que había un bebé dentro de la barriguita de mamá. Él parecía muy ilusionado, pero creemos que no tenía muy claro lo que era un bebé jajaja, solo tenía 3 años. Realmente para nosotros, presentar a los hermanos de manera correcta, era algo que nos quitaba el sueño.

Le dijimos he iba a ser HERMANO MAYOR, que eso era algo -super genial-, que iba a poder enseñarle a la hermana todo lo que el ya sabía, sus juegos favoritos, hacer carreras de coches juntos, hacer juntos una ciudad con su juego de construcción, jugar a esconderse por la casa….

Cada vez que veíamos a un bebé le decíamos «¡miraaaa así va a ser tu hermanita!» y el nos preguntaba «¿y va a jugar conmigo a la pelota?» «cuando sea un poquito más grande cariño, nace muy pequeñita y solo sabe comer y llorar, pero luego cuando aprenda a andar y a correr ¡seguro que jugáis todos los días!».

De echo así es. Ahora que la niña ya corretea y le sigue el juego, son un terremoto juntos, menudo confinamiento me han dado…. Se quieren mucho, la hermana lo copia en absolutamente todo lo que él hace y ¡ya se alían para hacerme rabiar!

¿Cómo presentar a los hermanos?

Mi niño fue un bebé tremendamente atendido, tanto por la familia materna, que era el primer nieto, como por la familia paterna, que era el primer nieto varón después de 4 nietas; las cuales ya eran mayorcitas, la más pequeña tenía 7 años cuando nació mi niño.

Este hecho, que por un lado fue fantástico, ya que a mi hijo jamás le falto cariño ni atención ni un solo segundo, por otro lado, nos preocupaba por el tema de los celos, que se sintiera desplazado de alguna manera al nacer la hermana.

Leímos mucho sobre el tema, sobre cómo presentar a los hermanos correctamente. Uno de los consejos que recibimos fue comprarle un regalo al niño, algo fantástico que supiéramos que le iba a encantar. Y dárselo justo cuando viera, por primera vez, a la hermana. Hacer como si fuera ella la que le estaba trayendo ese regalo a él, como muestra de cariño hacia su hermano mayor.

No sé muy bien como explicar esto, pero eso de que su hermanita le trajera un enorme banco de herramientas a su nuevo hermano mayor ¡le emocionó!

Teníamos claro que queríamos hacer la presentación los 4 solos, sin nadie más. Queríamos que fuera algo intimo, de la unidad familiar, con un ambiente tranquilo y con pocas distracciones.

Yo me quedé en casa con la niña y el banco de herramientas envuelto a mi lado. Mi marido fue a casa de mis padres a por el niño, que había estado allí los dos días que estuvimos en el hospital.

Cuando el niño llegó estaba super emocionado, el padre ya le había dicho que estábamos en casa las dos esperándolo. Llegó y vio a la hermana y se quedó boquiabierto porque fuera tan pequeñita, no se lo esperaba. Le dio un besito en la cabeza y luego le dijimos que la hermana le había traído una sorpresa –super chula– y lo flipó con ¡¡su –supermega– banco de herramientas!!

El siguiente rato lo pasó intercalando banco de herramientas con mirar a la hermana 😍.

¿Cómo evitar los celos entre hermanos?

A partir de ahí les dijimos a los familiares que cada vez que entrasen en casa o nos viéramos por la calle, saludasen PRIMERO al niño y luego a la niña. Pasados unos días, cada vez que veíamos a alguien él ya presentaba a su hermana «mira, esta es mi nueva hermanita, es muy chiquitita ¿verdad? no se toca, que es muy chiquitita» 🤣🤣🤣 Tenía cada –salida– buenísima….

Pasadas unas semanas nos empezamos a dar cuenta de que él no mostraba celos directos a ella, pero si mostraba una actitud distinta, nueva, hacia nosotros y sobre todo cuando venía alguien a casa. Pasó de ser un niño dulce y tranquilo, a ser un pequeño revoltillo, llamando la atención constantemente…. Pero de manera selectiva.

Cuando estaba sólo con sus abuelos se mostraba como siempre, un niño tranquilo, dulce, obediente… Pero cuando aparecíamos nosotros… cambiaba de manera radical, empezaba a liarla, a portarse mal, a hacer cosas que no había hecho nunca, a hacer el bruto, revoltoso al máximo.

Hasta la profesora, en una tutoría, nos lo comentó, que desde navidades el niño había cambiado, estaba mucho más revoltoso de lo habitual.

Está claro que su manera de expresar sus celos era con nosotros, llamando la atención de la manera que fuera, y veía que portándose mal era la manera más rápida de captar nuestra atención.

¿Presentar a los hermanos correctamente influye en los celos?

Hemos sido conscientes de este hecho desde el principio, y hemos intentado ponerle solución, pero casi todos los intentos han sido fallidos. Nos hemos dado cuenta de que el tema de los celos trasciende mucho más del simple hecho de presentar a los hermanos de manera correcta. El problema viene en el día a día.

He probado casi de todo. Hasta dejar a la niña una hora con mi madre, todos los días, para dedicarle, a él, esa hora al día. Para que me tuviera, solo para él, una hora entera con mamá.

Pero a la larga no ha servido. Se portaba bien esa hora, y luego, cuando aparecía la hermana volvía otra vez a liarla.

Os digo que es una situación no concluida y no solucionada. La niña tiene 2 años y seguimos igual.

Sabemos cual es el problema, y sabemos cual es la solución, pero es imposible dársela. El quiere a sus padres solo para él, como estaba antes, y adora a su hermana, pero, como dije antes, es un niño muy cariñoso, que ha sido el rey de las dos familias durante 3 años. Y aunque todos hemos intentado que no se sienta desplazado, no ha surtido efecto.

Darle su lugar al segundo hijo

A todos nos daba mucha pena no poder darle cariño intensamente a la niña cuando él estaba delante, para que no se sintiera celoso.

Cuando él no estaba, las abuelas (y yo) nos comíamos a besos a la niña.

Pero llegó un punto en que yo me planté. No iba a estar privándole a la niña de cariño porque el hermano estuviera delante, me parecía muy injusto para ella. Mi chiquitita no tenía culpa de haber sido la segunda, a ver ¿porqué iba a ser privada de todo el cariño que había recibido su hermano?.

Así que decidí empezar a darle todo el cariño que quisiera a ella también, aunque el hermano estuviera delante. Me encontré con algunas situaciones un poco tensas, pero intenté hacerle entender que la hermana también era mi hija y ella también necesitaba el cariño de mamá.

Que tenía que compartir a mamá y a los juguetes, con su hermana.

Se dieron algunas escenas graciosas, sentada en el sofá con los dos abrazados uno con cada mano (como está mi marido en la foto del artículo). Así es como mejor aguantaban tranquilos un ratito.

Luego ha resultado que, cuando la Peque ha empezado a crecer, todo el genio que tenía de recién nacida se ha convertido en un carácter bastante intenso de niña jajajaja. A la pobre la llamamos de varias maneras, pequepower, poderosa, terremoto, tremenda, peligro, Teregodzila, mogli, trepadora, la doña, … mi niña, menudo carácter tiene la chiquinina jajaja.

Sabe defenderse perfectamente, no deja que le quiten juguetes, y después del confinamiento metida en casa con su hermano mayor….¡uf! ¡cualquiera le dice nada! te da un grito a la primera de cambio 🤣🤣🤣 ahora me rio….cuando llegue la pubertad, no me voy a reír tanto

Amor entre hermanos

Ahora la relación entre ellos es diferente. Ella ya corre y juega con el hermano perfectamente. Se dan unos lotes de reír juntos, que a veces los tengo que grabar porque son un show. La niña es super lista y traviesa y eso al hermano LE ENCANTA.

De vez en cuando, el objeto de sus travesuras es ponerme a mi de los nervios. Y el hermano la incita a hacer cosas que él sabe que están mal y él no se atreve a hacerlas. Pero ella es más inconsciente y todavía no le hemos podido enseñar bien donde están los límites.

Así que, él le incita a hacer travesuras y ella, encantada de la vida de hacer reír a su hermano, las hace la primera. Me los encuentro en situaciones que ya os digo, que son para grabarlas…🤦🏻‍♀️

¿Se ha arreglado la situación de los celos?

Pues no lo tengo claro. Porque él sigue portándose mal y siendo muy desobediente, pero con la hermana se lleva que da gusto verlos. Se quieren mogollón, juegan todo el día. El confinamiento ha sido un no parar de jugar para ellos. Así que, dentro de lo que cabe, puedo –darme con un canto en los dientes– porque se llevan de maravilla. Aunque al padre y a mi nos tienen del revés jajaja.

Presentar a los hermanos de una forma cariñosa y familiar es muy importante, pero en mi opinión, es mucho más importante y complicado conseguir que, en el día a día, el mayor no se sienta desplazado por el pequeño, o al menos, que entienda que no es malo compartir a los padres con el nuevo miembro de la familia.

Ahora tengo en casa un par de bichos interesantes, uno de 5 años y una de casi 2 años… listos, traviesos, divertidos, locos, alegres, bailongos, cariñosos y sobre todo, SANOS Y FELICES.

A %d blogueros les gusta esto: