piojos pelo

PIOJOS

Cómo eliminar piojos y liendres

Mi experiencia con los piojos y las liendres

Si has llegado a esta sección para estar informad@ para un posible caso en el futuro, haces bien, ojalá nunca tengas que luchar contra estos asquerosos bichos.

Si por el contrario consultas esto porque te has encontrado piojos en la cabeza de tus hijos…. te compadezco… te quedan por delante 3-4 duras semanas… pero te contaré los remedios para acabar con ellos y con las resistentes liendres.

¿Cómo los descubrimos?

Yo por desgracia me tuve que enfrentar a ellos por primera vez en mi vida en Enero de 2020, yo nunca los había padecido de niña, ni nadie de mi familia, así que cuando le vi ese día uno a mi hija en el peine blanquito de bebé….casi me da un infartito…

La cosa es que yo veía a mi peque (que tenía 14 meses) rascarse la cabeza a menudo, y a mi llevaba un par de días picándome la cabeza también, pero ni por asomo se me ocurrió achacarlo a piojos (pediculosis), lo de la niña creí que era la atopía que sufre ella desde que nació, la peino a diario y le veía cositas blancas a veces, pero creí que eran las escamitas propias de su piel atópica…. y a mi me picaba la cabeza pero creí que era el estrés… pues no amigos…no…..

Un día peinándola con un peine blanco muy estrechito, al sacar el peine de su pelo vi una cosita negra…. me quede mirándola y me dio la impresión de que… ¡¡se movía!! me entró un escalofrío por todo el cuerpo…llamé corriendo a mi marido:

  • «¡trae la lupa! ¡corre! ¡creo que esto se mueve! ¡creo que es un piojo!»…mi marido me miró como si estuviera loca…
  • «¿qué dices? ¿cómo va a ser un piojo?»
  • «¡haz el favor de mirarlo con la lupa que me muero del asco!»

Mi marido se llevó el peine y cuando volvió tenía muy mala cara, «esto se mueve»

asco piojos
¡¡¡ Qué asco !!!

¡¡Madre mía que asco!! ¡¡nos empezó a picar todo el cuerpo!! de hecho es ahora que estoy escribiendo esto y me pica toda la cabeza solo de recordarlo 😣.

Lo primero que nos vino a la cabeza fue «¡pero si yo les lavo el pelo casi a diario! ¡pero si mis niños tienen la cabeza muy limpia!». Al parecer es un error, lo piojos acuden más fácilmente a las cabezas limpias, donde no haya nada de grasa, porque así tienen más facilidad para moverse entre los pelos y poner las liendres… malditos bichos…

¿ Qué hacer cuando descubres piojos en la cabeza de tus hijos?

Menos mal que teníamos un kit de Filvit en el baño sin estrenar, de una vez que lo compramos por si acaso el peque lo pillaba en el colegio.

Cogimos la liendrera y se la pasé a la niña por toda la cabeza….¡que horror! ¡mi niña pequeñita tenía la cabeza minada! me entraron ganas de llorar, me sentí una madre penosa… Se la pasé también al niño y a él sólo le encontré uno, creo que era un explorador solitario que habría saltado de la cabeza de la niña.

Yo no me lo podía pasar bien porque tenia un melenón tremendo y mi marido no se la quería ni pasar del asco, prefería no saberlo, así que los 4 nos pusimos todo el tratamiento antipiojos directamente… menuda escena que tuvimos en casa los 4 con el gorro de plástico y la cara de asco 😅.

Según lo que ponía en la caja, este producto mataba piojos y liendres, y había que repetirlo 7 días después, para matar los piojos que nacieran de las liendres que pudiesen haber quedado vivas. A parte de eso había que lavar todo lo que hubiese tocado nuestras cabezas…oh my god…toallas, cojines, sábanas, mantas, sofá, todo…me pegué 4 días lavando ropa de casa. ¡Y le pasé el spray de Filvit a toda la casa!

Todos los días les pasaba la liendrera a los dos niños, mirando bien, recorriendo todo el pelo. A los 7 días volví a ponerles el tratamiento, obedeciendo las pautas que ponía en la caja, creyendo que ya se había acabado la pesadilla, PERO NO FUE ASÍ

Cuando le volví a poner a mi hija el tratamiento vi que volvieron a salir piojos muertos… y volví a pensar, «bueno…ya si que si…¡se habrán muerto ya todos!« Pero estaba muy lejos de la realidad.

Un día fuimos a casa de mi cuñada y nada más ver a la niña por encima me dijo «¡Pero si tiene muchísimas liendres y mi cara fue -pa’ vérmela-…. «¡¿cómo?! ¡no puede ser! ¡si la reviso a diario!» y entonces fue cuando salimos al patio, a la luz del sol y me lo enseñó, ¡¡las malditas liendres son minúsculas!!

Si no las has visto nunca, no las ves (o será que yo veo fatal… que también puede ser…), son como si hubieras pintado un milímetro de pelo de color blanco, ¡súper diminutas! a un centímetro aproximadamente de la raíz del pelo, sobre todo en la nuca y detrás de las orejas. Y el verdadero problema es que como una sola eclosione sin darte cuenta y salga el piojo, éste bicho asqueroso se lía a poner huevos otra vez ¡y no acaba nunca el ciclo!

Cuando las intentas quitar:

  • si están súper pegadas y las tienes que arrancar con las uñas (que te cuesta la misma vida), eso significa que están vivas.
  • si las quitas y salen medio fácilmente, es que están vacías, muertas.

Asquerosas…

Total que me pegué media tarde dividiendo el pelo de una peque de 14 meses intentando quitarle las malditas liendres pegadas a su pelito finito. A todo esto agarrando a la niña o poniéndole dibujitos porque la criaturita se quejaba evidentemente, un show vamos…

Conseguí quitarle MUCHAS, pero está claro que no las quité todas porque a los 7 dias tenía otra vez...casi lloro. Oooootra vez el tratamiento y ooootra vez a diario pasando la liendrera y quitando liendres con las uñas. Una pesadilla.

¿ Se contagian los piojos?

¡Se pegan muchísimo! A toda la historia que os he contado hay que añadir, que al mismo tiempo ¡yo también tenía! la niña me las había pegado y lo peor de todo es que ¡yo no me las puedo quitar a mi misma!. Así que, entre ratos mi marido, o mi madre, iban echando las horitas con mi melenón para quitar las malditas microliendres.

Fuí a la peluquería a quitarme un palmo de pelo (pena total), al menos para poder pasarme la liendrera. Yo no sabía que en una peluquería no pueden coger a nadie con piojos porque se pegan una barbaridad, ¡y yo creía que ya no me quedaban! pero cuando me estaba peinando la peluquera se quedo mirándome fijamente y mi dice:

  • «tienes…..» y se quedo fijamente mirándome la cabeza extrañada.
  • «no, por favor no me digas que me queda alguna»
  • «si, y además están bien pegadas…, no puedo ni secarte el pelo, tenemos normas de no coger a nadie con pediculosis y tengo que esterilizar todo lo que te ha tocado» madre mía….casi me muero de la vergüenza…

Me terminó de pelar porque es mi peluquería de confianza y por hacerme el favor. Total, que me fui directa a casa de mi madre, con el pelo mojado, y le dije «coge una buena lupa, un peine, una silla y ¡quítame hasta la última liendre!».

Estuvimos 45 minutos pero me lo quitó todo. Luego hice lo mismo con la niña, le revisé la cabeza entera al sol, me costó varios intentos de largos ratos, pero lo conseguí, ¡las quité todas!

Y para rematar, a los 7 días nos lavé el pelo con un producto muy fuerte, el ZZ (también lo venden en las farmacias), por si acaso y …¡se acabó! tardé más de 3 semanas pero ¡¡acabé con los piojos y las liendres!!!

A partir de entonces mi hija va SIEMPRE con el pelo recogido a la guardería y le echo un spray antipiojos de Halley, también le paso la liendrera a menudo para confirmar que sigue limpia… Unos de los peinados antipiojos que más uso es este:

Peinado antipiojos para la guarde o el cole

Cómo prevenir los piojos

Pues mi remedio es sencillo, pelo recogido y spray antipiojos para repelerlos, todos los días que vaya a estar con otros niños.

No te voy a engañar, no te puedo dar ninguna otra recomendación que yo haya probado y me haya resultado positiva. Sólo esa.

Cómo eliminar los piojos y las liendres

Si ya los ha cogido, ármate de valor que te queda un mes duro:

Si sigues rigurosamente esto, en 3 semanas puedes haber conseguido librarte de ellas.

¡ ÁNIMO ! 👏

A %d blogueros les gusta esto: